Buscar

AMOR AL CONOCIMIENTO

O te distingues o te extingues

Categoría

historia de España

LA INTEGRACIÓN INTERNACIONAL: INCORPORACIÓN A LA OTAN Y A EUROPA

  1. INTRODUCCIÓN

 

Es ampliamente aceptado que la etapa de la Transición a la Democracia se extiende entre los años 1975-1982. En octubre de 1982 gana las elecciones el partido socialista (PSOE) cuyo líder, Felipe González, estará ininterrumpidamente en el poder –al gobernar durante cuatro legislaturas- hasta el año 1996, fecha en la que será desbancado por el Partido Popular (PP) de José María Aznar quien será presidente de España durante dos legislaturas (19962004).

Desde la Transición, los españoles eran conscientes de que para avanzar en el desarrollo democrático de nuestro país era necesario el reconocimiento internacional. Para ello, era fundamental conseguir la integración de España en organizaciones internacionales. Ello explica la entrada de nuestro país en la CEE y la incorporación a la OTAN.

 

  1. LA INTEGRACIÓN EN LA OTAN

 

La OTAN es una institución internacional de carácter militar, creada en 1949 por las potencias occidentales bajo la dirección de Estados Unidos para hacer frente al expansionismo soviético tras la Segunda Guerra Mundial. En paralelo a la OTAN surgió el PACTO DE VARSOVIA, un acuerdo de cooperación militar bajo el liderazgo soviético, firmado en 1955, que aglutinaba a los países comunistas de Europa del Este (a excepción de Yugoslavia). El Pacto de Varsovia estuvo en vigor hasta el año 1991.

En 1981 el gobierno de la UCD, dirigido por Leopoldo Calvo Sotelo, decidió la incorporación de España a la OTAN para estabilizar la situación interna de las fuerzas armadas españolas y para forzar la inclusión de España en la CEE. La incorporación de España a la OTAN fue un hecho en mayo de 1982.

El PSOE (Partido Socialista Obrero Español), el PCE (Partido Comunista de España) y diversos movimientos pacifistas se opusieron a la incorporación a la OTAN y al mantenimiento de las bases norteamericanas en España y por ello convocaron protestas multitudinarias. Para el líder socialista Felipe González, el ingreso de España supondría ceder a la “infernal dinámica de la política de bloques” y provocaría una severa reacción en el adversario; pero el argumento más poderoso consistió en identificar OTAN con la guerra y el arma nuclear.

En la campaña electoral que les llevó al poder en octubre de 1982, los socialistas prometieron que si ganaban las elecciones celebrarían un referéndum con el fin de que fuera toda la nación quien respaldara la decisión de abandonar la OTAN. El lema del PSOE era “OTAN, de entrada, no”. Pero tras su llegada al poder, el PSOE dio un giro copernicano en su discurso, cambiando de opinión y mostrándose partidario de la permanencia de España en la Alianza Atlántica. Consideraban necesario participar en las estructuras de seguridad internacional en la que estaban la mayor parte de los miembros de la Comunidad Económica Europea. Se identificaba así, el deseo de pertenecer a la Comunidad Europea y la pertenencia a la OTAN.

Finalmente, el 12  de marzo de 1986, se celebró un referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN. Ante el referéndum, el PSOE defendió abrumadoramente la permanencia, sin embargo, muchos votantes de izquierda desobedecieron la consigna y votaron NO.  Finalmente triunfó el SI a la permanencia en la OTAN por un estrecho margen (en la Comunidad Canaria el NO fue mayoritario). En la pregunta planteada a los españoles en ese referéndum se recogían tres condiciones que los socialistas establecieron para la permanencia en la OTAN: no presencia en la estructura militar, reducción progresiva de la presencia militar norteamericana en España y prohibición de instalar armas nucleares en el territorio español.

 

  1. LA ADHESIÓN DE ESPAÑA A LA CEE

 

3.1. El largo proceso de adhesión de España a la CEE

 

En la década de los años cincuenta, en plena Guerra Fría, varios países europeos se plantearon crear un mercado común, eliminando las barreras comerciales, para configurar así una potencia mundial y hacer frente a Estados Unidos y a la Unión Soviética. Así las cosas, en 1957, varias naciones firmaron el Tratado de Roma por el que nacía así el embrión de la Comunidad Económica Europea (CEE). En sus inicios formaron parte de este Tratado, el Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo), la República Federal Alemana, Francia e Italia. Este tratado establecía además de un mercado y aranceles externos comunes, políticas conjuntas en diversas materias como la agricultura o los transportes.

La incorporación de España a la CEE constituye el proceso más completo de liberalización, apertura y racionalización de la economía española tras el plan de Estabilización de 1959. Esto puede afirmarse para todos los sectores económicos a excepción de la agricultura ya que este sector lo que experimentó  fue un cambio en su sistema de regulación e intervención (del español al de la PAC).

La negociación de adhesión fue larga y muy compleja, con múltiples escollos. Ya desde 1962, España solicitó su ingreso. Pero dada su condición de país no democrático la petición fue rechazada. En consecuencia, sólo se consiguieran firmar acuerdos comerciales preferenciales, que hicieron de la CEE el primer cliente de nuestro comercio exterior.

En la etapa de la Transición, los gobiernos del la UCD (1977-1982) dedicaron considerables esfuerzos a la negociación europeísta. Establecida la democracia,  se iniciaron conversaciones para la integración plena, que transcurrieron durante 1977-1985. La integración en la CEE fue uno de los objetivos fundamentales del gobierno de Felipe González. Las negociaciones estuvieron estancadas varios años, una vez más, a causa, sobre todo, de la postura francesa, que veía en la agricultura española una fuerte competencia para su producción.

Finalmente, España firmó el 12 de junio de 1985 el Tratado de Adhesión a la CEE, siendo su integración efectiva el 1 de enero de 1986. España, al mismo tiempo que Portugal, pasó a ser un estado miembro de la CEE después de duras negociaciones y no pocas concesiones.

Por lo demás, hay que recordar que la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea propició la recuperación económica de España, ayudada, además por una coyuntura internacional favorable, se produjo la reactivación de la economía mundial y la caída de los precios del petróleo. Este crecimiento de la economía española se mantuvo hasta 1992 cuando una nueva recesión económica mundial golpeó con particular intensidad la economía española.

 

 3.2. De la CEE a la Unión Europea (UE). El Tratado de Maastricht (1992)

 

En 1992 se firmó el Tratado de Maastricht. Fue de enorme importancia porque a raíz de él, la CEE pasó a denominarse Unión Europea y porque se establecieron una serie de reformas (de ámbito económico y social) para profundizar en la unión económica. Así por ejemplo, este tratado preveía la creación de una Unión Económica y Monetaria con la introducción de una moneda única, el euro.

Para poder acceder a la moneda única era necesario cumplir unos criterios de convergencia, que implicaba que los países que lo deseaban deberían reducir la inflación, el déficit y la deuda pública. Paralelamente se establecían unos fondos de cohesión destinados al desarrollo de las regiones más atrasadas de la Unión, y por otra parte se permitía la libre circulación de personas y también de servicios y capitales, entre los países de la UE.

 

3.3. La Europa del Euro

 

Para poder cumplir los criterios de convergencia y así acceder a la moneda única, el gobierno de José María Aznar (PP) tuvo que llevar a cabo una serie de ajustes económicos en la legislatura (1996-2000) que sanearon la deficitaria economía española, reduciendo su tasa de inflación por debajo del 2% y su déficit público por debajo del 3%. Así, España pudo incorporarse como miembro fundador de la Europa del euro.

El 1 de enero de 1999 el euro (€) se convirtió en la moneda oficial de los países de la Unión que lo habían solicitado y que habían superado los criterios de convergencia, entre ellos España. Se denomina eurozona o zona euro al conjunto de los países que han adoptado la moneda única. Asimismo hay que señalar que  Andorra, Mónaco, San Marino y el Vaticano, han decidido usar el euro como moneda. Y también algunos territorios de ultramar de algunos de los países de la Eurozona, como Guayana Francesa, Reunión, la Martinica, etc.

 

3.4. Consecuencias de la incorporación de España a la UE

 

La adhesión de España a la CEE ha sido un éxito económico, que además fue inmediato. Con la incorporación como miembro de pleno derecho a la CEE, el horizonte económico español quedó clarificado y un clima de seguridad y confianza se instaló en los operadores económicos, lo que estimuló fuertemente la inversión, tanto nacional como extranjera. Sirvió de estímulo para la economía española. España, además se ha beneficiado de cuantiosas ayudas económicas de los Fondos estructurales y los Fondos de Cohesión.

Sin embargo, algunos sectores se han visto perjudicados como el sector lácteo, el pesquero, el plátano canario, que ha perdido el monopolio del mercado español etc., mientras el sector agrario está fuertemente subsidiado. De hecho, la cuarta parte de los ingresos de los agricultores españoles proviene de las ayudas de la Unión.

Desde inicios del siglo XXI cada vez más van disminuyendo las ayudas de la Unión Europea a nuestro país puesto que van mayoritariamente destinadas a los nuevos estados que se van integrando en la U.E., fundamentalmente países de la Europa del Este.

Desde el punto de vista político y social, la integración en la Unión Europea ha supuesto el fortalecimiento y  reconocimiento internacional para la joven democracia española. Ha sido también muy positiva la libre circulación y residencia de los ciudadanos de la Unión Europea, posibilitando así, intercambios culturales, desarrollo económico, etc, al mejorar las posibilidades de los ciudadanos de acceder al mercado del trabajo.

 

  1. CONCLUSIÓN

 

Para concluir, una vez que España, con todo tipo de dificultades, consiguió convertirse en un estado democrático, quedaba pendiente la integración internacional de nuestro país, y eso  se plasmaría en el ingreso en dos grandes organizaciones occidentales: la OTAN y la CEE.

 

Anuncios

LA CONSTITUCIÓN DE 1978 Y EL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS

  1. INTRODUCCIÓN

 

La transición española a la democracia tuvo como hito fundamental la elaboración de un texto constitucional, fruto del consenso entre los partidos democráticos. Esta Carta Magna o Ley de Leyes vino a  sustituir  las  viejas  leyes  franquistas, siendo la base legal del nuevo Estado, un Estado descentralizado que a partir de ahora sería llamado de las Autonomías. Ha sido y es la piedra angular de la Transición y de la Democracia española.

 

  1. CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA CONSTITUCION DE 1978

 

2.1.  Los “padres” de la Constitución

 

Una vez celebradas las elecciones generales en junio de 1977, que fueron ganadas por la UCD,  el partido de Adolfo Suárez,  se puso  en marcha  la  tarea  de  elaborar  una  Constitución.  Recordemos  que  la  última  que  había  sido promulgada en España había sido  durante  la Segunda República en 1931, ya que en  la Dictadura de Franco no existió ninguna, tan sólo diversos fueros y leyes.

El diseño del texto constitucional se fundamentó en la política de consenso entre partidos es  decir,  de  los  pactos  y  concesiones  entre  los  distintas fuerzas políticas. Se creó así,  una comisión constitucional formada por diputados expertos en derecho, muchos ligados a la Universidad, que serían los encargados de elaborar el proyecto. A los integrantes de esta comisión se les conoce como  los “siete magníficos padres-redactores de la Constitución”, es decir, los “padres de la Constitución”: Gabriel Cisneros, Pérez Llorca y Herrero de Miñón por parte de la UCD; Manuel Fraga de AP; Peces Barba del PSOE; Solé Tura del PCE y Miquel Roca por parte de CIU.  Es importante resaltar que en esta comisión no había ningún miembro del partido nacionalista vasco PNV. Por este motivo, el PNV propició la abstención.

 

2.2. El proceso constitucional

 

La primera reunión de la Comisión para redactar la Constitución fue el 22 de agosto de 1977. Para elaborar la Ley de Leyes se necesitaron más de 400 horas de debates públicos y otras muchas horas de negociaciones secretas. Todo en un tiempo relativamente corto: 15 intensos meses de tensiones y distensiones políticas en medio de  una situación económica explosiva, más de un 40% de inflación, un IPC desbocado y una tasa de paro que no dejaba de aumentar. A estas circunstancias hay que añadir los atentados terroristas. Fue sin duda una etapa dura y difícil, pero llena de esperanza.

La redacción final de la Constitución fue debida a dos políticos, uno de UCD llamado Fernando Abril Martorell y otro del PSOE, Alfonso Guerra. Ellos salvaron los escollos que se estaban produciendo en los debates para llevar a cabo la Constitución.  Partiendo desde posiciones muy diferentes lograron llegar a un acuerdo de mínimos cediendo en muchas de sus posiciones.

Tras su debate en el Congreso y en el Senado,  el texto final fue aprobado en el  Pleno del Congreso de los Diputados por 316 votos a favor, 6 en contra y 3 abstenciones. Finalmente, el Proyecto de Constitución fue sometido a referéndum de los ciudadanos el 6 de diciembre de 1978. Fue aprobado por la mayoría del cuerpo electoral: el 87,9% de los votos, es decir, obtuvo el voto de 2/3 de los españoles que podían votar . En el País Vasco la abstención fue importante, ya que el PNV la había aconsejado.  Sancionada por el rey, entró en vigor el 29 de diciembre de 1978.

Por lo demás, hay que destacar que ha sido modificada dos veces: la primera vez fue en 1992 para conceder el derecho al voto en las elecciones municipales a los ciudadanos de la Unión Europea que viven en España. Y la segunda ha sido en septiembre de 2011, bajo la presidencia del gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, con el objetivo de fijar un techo al margen que tiene el Estado (tanto el central como el autonómico) para endeudarse. Esta reforma se empezará a aplicar en el año 2020.

 

2.3. Contenido de la Constitución: principios y valores que la sustentan

 

Esta Constitución fue la primera de nuestra historia realizada por consenso. Es una ley pactada y no partidista.  . Nunca un texto de estas características había amparado más de 30 años de convivencia en paz y libertad.

Presenta influencias de  textos  semejantes  que estaban  vigentes en  la Europa de  la época (italiana, alemana, e incluso las propias constituciones españolas, en especial la de 1812 y 1931).

La  Constitución  es nuestra ley fundamental, la base de todas las demás, la Ley de Leyes. A ella están sujetos los poderes públicos y los ciudadanos de España.

Esta Constitución supuso la ruptura jurídica con el franquismo y el primer texto democrático después de 36 años de dictadura.

Los principios y valores que sustentan nuestra Constitución son los democráticos (justicia, libertad, etc.), basados en considerar a nuestro país como un Estado de Derecho, defendiendo la división de poderes, básica en toda democracia que se precie.

Es una Constitución lo suficientemente abierta y ambigua para poder ser adaptada a la ideología de cualquier partido democrático que llegara a gobernar, sin obligar por tanto a cambios frecuentes.

Esta Constitución define a España como un Estado democrático de Derecho, en el que  la soberanía reside en el pueblo español, siendo nuestra  forma política de Estado una monarquía parlamentaria  en la que el Rey es  reconocido  como  Jefe  del  Estado  y  de  las  Fuerzas Armadas. Su cargo es vitalicio y la Corona hereditaria (primando la línea de sucesión masculina). Sus atribuciones están subordinadas a la Constitución y consisten en: representación simbólica de la nación, sanción de las leyes aprobadas por las Cortes y el mando supremo nominal de las Fuerzas Armadas. No  tiene,  sin  embargo,  ningún  poder  de intervención en el gobierno, se le confiere sólo un papel de árbitro moderador.

Nuestra Constitución establece la división de poderes:

 

  1. a)  el  poder  legislativo  (las  Cortes)  está  formado  por  dos  cámaras  (bicameral)  que  son  el  Congreso  y  el  Senado.  Ambas son elegidas por sufragio universal y ejercen el poder legislativo.

Los diputados y senadores son elegidos cada cuatro años. El presidente del Gobierno es elegido por el Congreso de los Diputados a propuesta del rey. Los ministros son nombrados por el rey a propuesta del presidente del Gobierno.

  1. b)  el  poder  ejecutivo  se  basa  en  la  actuación  del  Gobierno  (presidente,  ministros,  etc.)  formado por miembros del partido político mayoritario en el Congreso.
  2. c) el poder judicial está formado por juzgados y tribunales, situándose en la cúspide el Tribunal Supremo. Se crea el Tribunal Constitucional cuya función es evitar cualquier violación de la Constitución y vigilar que no haya leyes que contradigan al texto constitucional. Es también el máximo órgano encargado de proteger los derechos y libertades fundamentales.

La  Constitución  española  garantiza  las  libertades  fundamentales  (ideológica,  de  expresión,  reunión, religión). El Estado se declara aconfesional pero al mismo tiempo se reconoce una cierta consideración especial hacia la religión tradicionalmente mayoritaria, el catolicismo.  Quedó abolida  la pena de muerte y  la tortura y se estableció  la mayoría de edad a  los 18 años.

La Constitución española de 1978 se compone de 169 artículos.

 

  1. EL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS

 

3.1. El marco legal: la Constitución de 1978

La gran novedad de la Constitución de 1978 es el reconocimiento pleno de las Comunidades Autónomas.  El artículo 2 de la Constitución Española de 1978 declara la unidad indisoluble de la nación española, garantizando el derecho de autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran.

Se produjo, así,  una reorganización del Estado que  implicaba  una  fuerte  descentralización, es decir,  que el  poder  no estuviese  centrado solo en los órganos de gobierno establecidos en Madrid (la capital de España), sino que las diferentes regiones, que se organizarían en Autonomías o Comunidades Autónomas tuvieran amplias cotas de autogobierno en aspectos claves como la educación, la sanidad, la cultura, etc.

 

3.2. Definición del “Estado de las Autonomías”

 

El Estado español se organiza territorialmente en municipios, en provincias y en Comunidades Autónomas. En total, somos 17 autonomías y dos Ciudades Autónomas (Ceuta y Mellilla, constituidas en 1995). Cada comunidad autónoma está formada por una o varias provincias hasta un total de 50 en todo el territorio nacional. A su vez cada provincia está dividida en un número variable de municipios que en toda España suman un total de más de 8000. Los municipios son las entidades territoriales básicas en la organización territorial de España.

Cada una de estas comunidades posee un parlamento y un Gobierno propios. Hay que resaltar que la Constitución dota de autonomía a las distintas Comunidades, pero que el Estado es el único soberano.

El gobierno Central se reserva la exclusividad de las competencias sobre relaciones internacionales, Defensa, Fuerzas Armadas, sistema monetario y Hacienda. Las Comunidades Autónomas  tendrán competencias de: urbanismo, turismo, carreteras, transportes, pesca, enseñanza, policía y protección del medio ambiente.

Según establece la Constitución, la norma básica que rige cada Comunidad Autónoma se denomina Estatuto y el Estado lo reconoce y ampara como parte integrante de su ordenamiento jurídico.

 

3.3. Cronología del proceso descentralizador

 

El establecimiento de la autonomía política como forma de organización territorial del poder del Estado supuso el reconocimiento de las aspiraciones de autogobierno de los nacionalistas y el final del rígido centralismo anterior. Las ansías  de  autogobierno  eran  muy  evidentes  en  algunas  regiones  españolas,  particularmente en las  llamadas  nacionalidades históricas, como Cataluña o el País Vasco y pronto fueron contagiándose a  las demás regiones.

El texto constitucional admite las desigualdades entre las CCAA al distinguir entre nacionalidades o comunidades históricas (Cataluña, País Vasco y Galicia) del resto de las regiones. Como consecuencia, se establecieron dos vías para crear CCAA: la vía rápida (prevista en el art. 151) permitía el acceso directo mediante la aprobación en referéndum de un Estatuto de Autonomía y la vía lenta (recogida en el art. 143) fijaba la asunción de competencias en el plazo 5 años sin precisar referéndum para constituirse en comunidad.

Así, la formación de las Comunidades Autónomas se produjo durante la etapa comprendida entre 1979-1983, es decir, a caballo entre la Transición y el periodo democrático.

Los primeros estatutos que  se  aprobaron  fueron  el  vasco  y  el  catalán  en  octubre  de  1979.  En 1981 se aprobaron  los estatutos de Autonomía de Asturias, Cantabria y Andalucía. En el resto de las regiones, se establecieron las Autonomías entre los años 1982 Y 1983 (en el caso de Canarias, desde el 10 de agosto de 1982, fecha de aprobación del Estatuto de Autonomía), y en el caso de Ceuta y Melilla, son Ciudades Autónomas desde marzo de 1995.

En la actualidad las distintas CCAA continúan reclamando al Gobierno Central más competencias, siendo temas recurrentes la descentralización de los ingresos, el control del sistema educativo y sanitario y, en casos concretos, el reconocimiento de la consideración de nación.

 

  1. CONCLUSIÓN 

 

La democrática Constitución española de 1978 fue fruto del consenso, del pacto entre los diversos partidos políticos. Es una Constitución para todos los españoles. Por otro lado, esta Constitución señala la indisoluble unidad  de  nuestra  nación,  pero  reconoce  y  garantiza  el  derecho  a  la  autonomía  de  las  distintas nacionalidades y regiones que la conforman.

¿Cómo se veía la homosexualidad en el Régimen franquista?

Más adelante, en 1970 apareció la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación donde los homosexuales se perseguían con el fin de rehabilitarlos. Se trasladaban los homosexuales masculinos a Badajoz o Huelva, y hay que destacar que entre ellos no se encontraban las lesbianas que no se consideraron como tales y sufrieron una gran represión, llegándolas a cerrar en conventos. Los homosexuales castigados con la pena de prisión permanecían encerrados entre tres meses y cuatro años. A esta condena se solía añadir una de destierro de hasta dos años, como muestra simbólica de arrepentimiento y rehabilitación. Desafortunadamente la Ley de Peligrosidad Social sobrevivió al franquismo. En total, unos 1.000 homosexuales fueron encarcelados por esta ley, que estuvo presente en la sociedad durante nueve años.

LA ESPAÑA DE LA POSGUERRA, 1939-1959: ASPECTOS SOCIALES, POLÍTICOS Y ECONÓMICOS.

  1. INTRODUCCIÓN

La Guerra Civil  terminó el 1  de abril de  1939  siendo  ganada por  el bando  del  general Franco, bando nacional. A partir  de  1939  y  hasta  1975  el  bando  vencedor  impuso  una  dura dictadura,  dirigida  por  Franco,  que  sólo terminó con la muerte del dictador.

Podemos diferenciar dos etapas dentro de  la Dictadura de Franco: la primera abarca desde el fin de  la guerra civil (1939) hasta 1959. Y  la segunda se extiende desde 1959 hasta 1975, año del fin del régimen.

  1. ASPECTOS POLÍTICOS Y SOCIALES DE LA ESPAÑA DE POSGUERRA (1939-1959)

    LAS BASES DEL RÉGIMEN:

El régimen franquista se sustentó en diferentes bases:

BASES IDEOLÓGICAS:

el-franquismo-5-728Destacan el Nacionalcatolicismo (España equivalía a tradición religiosa y  Franco se veía a sí mismo como un hombre elegido por Dios para la salvación de España “caudillo de España por la gracia de Dios”),  el militarismo ( el régimen no se podía concebir sin el ejército, que se reflejaba en el autoritarismo), el nacionalismo centralista ( España es una unidad histórica, propia de los gobiernos autoritarios), y el corporativismo fascista (rechazó el sistema de partidos y estableció solo uno, Falange Española).

BASES SOCIALES:

El  régimen franquista duró casi 40 años debido a la represión, la propaganda, la resistencia física de su fundador, y sobre todo a los apoyos institucionales y sociales. Esos apoyos institucionales fueron: la falange (Franco se sirvió de ellos para mantener viva la propaganda del régimen), la iglesia (le dio legitimidad moral), el ejército (siempre fue fiel a Franco) y grupos sociales que respaldaron el régimen (grandes terratenientes, empresarios industriales, financieros, pequeñas burguesías provincianas y el campesinado católico del norte y centro del país).

referendum en epoca franquista3.jpgPor otro lado, Franco promulgó un conjunto de leyes  complejas según las necesidades políticas del régimen. Entre ellas destacaron: el Fuero del Trabajo, Leyes de “apariencia” liberal como el Fuero de los Españoles (solo en apariencia era una declaración de derechos), Ley del Referéndum (los españoles podían ser consultados siempre por decisión de Franco), Ley de Sucesión en la Jefatura del Estado ( Franco jefe vitalicio del Estado y se le reservaba el derecho de nombrar sucesor), etc.

LOS AÑOS 40 Y 50:

A nivel interno hay que destacar que el final de la guerra no trajo la paz a los españoles. Los años de la posguerra se caracterizaron por la fuerte represión política. Millones de personas se vieron obligadas a cambiar su comportamiento e ideas; otras simplemente fueron ejecutadas.

fusilamientoLos exiliados tuvieron que adaptarse a los países de acogida, con la guerra mundial a punto de estallar. Los miembros de los partidos políticos derrotados  que se quedaron en España sufrieron duras penas de cárcel. El temor a la represión y la necesidad de trabajar creó una adhesión interesada al régimen que se apoyó en un sistema policial de delaciones, denuncias y venganzas. Por la Ley de Responsabilidades Políticas (1939) se instruyen expedientes de depuración mediante los que fueron encausados todos los que habían permanecido en la zona republicana.

Estos años de posguerra también se caracterizaron  por el control social e ideológico. Se realizaba a través de la censura, la educación y la propaganda. Las universidades, institutos y el cuerpo de maestros nacionales fueron víctimas de procesos de depuración. España perdió científicos, juristas, historiadores, poetas…el 90% de los intelectuales abandonó el país.

images72.jpgA partir de 1956, la economía española, ahogada por el modelo autárquico del franquismo, contribuía a crear dificultades al régimen que no podía contener la inflación ni el descontento de los obreros. Se convocaron huelgas en el País Vasco, Asturias y Cataluña. El Partido Comunista emergió como la principal fuerza de oposición en el interior y desarrolló su influencia en el mundo sindical a través de CCOO.

Los nacionalismos renacieron en Cataluña y en el País Vasco con los hijos de los combatientes de la guerra.

A nivel externo hay que decir que en los años 40 España salió de la Guerra Civil comprometida con las potencias fascistas. Firmó con Hitler el Tratado de Amistad Germano-Español (1939). Esta colaboración se concretó en el envío de la División Azul al frente ruso. España se mantuvo neutral en la SGM por su situación de ruina y debilidad. También mantuvo contactos con Mussolini.

En 1942 se produjo un acercamiento claro entre organismos militares de EEUU y el régimen de Franco, debido al interés de los primeros por contar con apoyos estratégicos en Canarias para sus operaciones en el Mediterráneo y norte de África.

Francisco-Embajador-Espinosa-Monteros-EFE_EDIIMA20150419_0366_13El nuevo orden internacional, surgido del final de la SGM, consideró enemigo al régimen de Franco. El aislamiento internacional del régimen fue abrumador: ausencia de la ONU, retirada de embajadores, imposibilidad de acceder a los fondos del Plan Marshall…

En los años 50, y con el comienzo de la guerra fría, el franquismo, dado su fervor anticomunista, consiguió ser aceptado como amigo por  EEUU y sus aliados.  España va a ser una pieza clave en la estrategia de defensa occidental y a partir de 1948 hay un mejor clima internacional para el franquismo.

                Dos acontecimientos simbolizaron la aceptación internacional del régimen después de los años de aislamiento: los acuerdos con EEUU y el Concordato con el Vaticano.

España y EEUU establecían una política de defensa y ayuda económica. España autorizaba a EEUU a instalar sus bases militares en Rota, Zaragoza, Morón y Torrejón que podían utilizarse en caso de ataque a Occidente por la URSS. La ayuda económica resultó muy importante para España: leche en polvo, queso, aceite de soja, mantequilla…sirvió para suprimir el racionamiento y empezar a desmontar el mercado negro.

francoEn 1953, España y el Vaticano firmaban un concordato en el que se reconocía la confesionalidad católica del régimen, se dotaba económicamente a la Iglesia pagando un salario a los sacerdotes, amplios derechos a la iglesia en el terreno de la enseñanza y el gobierno podía intervenir en el nombramiento de los obispos.

LA OPOSICIÓN INTERNA AL FRANQUISMO:

1409181429_740215_0000000000_noticia_normalLa  oposición  al Régimen  en  sus  primeras  etapas  es  poco  relevante.  La represión,  la  miseria,  el  hambre  y  el  hundimiento  moral  de  la  derrota impidieron cualquier reacción; es  lo que se ha dado en  llamar exilio  interior. Sin embargo, durante los años 40 en el interior de España se mantuvo viva la resistencia de  los MAQUIS, guerrilleros que al terminar  la guerra civil se habían  refugiado en  los montes de  todo el país, sobre  todo  en  el  norte  peninsular. Desde  allí,  sostuvieron  durante  toda  esa  década  una  guerra  de guerrillas contra el régimen de Franco. Muchos de ellos cayeron abatidos por la Guardia Civil.

En la posguerra hubo algún intento de huelga que triunfó y que se considera el punto de partida de la oposición al Franquismo por parte de  los movimientos obreros. Tuvo  lugar en el País Vasco el 1 de enero de 1947, en el sector de la industria vizcaína. Fue seguida por 50.000 obreros. El gobierno envió al ejército para reprimir a los huelguistas y 4000 obreros fueron detenidos.

En  los  años  cincuenta  aparecieron  las  primeras  protestas  de  la  oposición,  en  concreto  en  la Universidad. La  universidad  española  por  entonces  vivió  una  mínima  apertura,  que permitió que algunos estudiantes, sobre  todo  los comunistas, se organizaran  y  se convirtieran en el embrión de  la  futura oposición al Franquismo. Por otro  lado, con el  reconocimiento internacional y la progresiva mejora del nivel de vida, a finales de los años cincuenta el régimen parecía aceptado pasivamente por la mayor parte de la sociedad española.

LA MORAL CATÓLICA, MODELO SOCIAL DEL FRANQUISMO

La moral tradicional católica se impuso como forma de vida social.

veraneo-régimen-moral-cristiana-playas-LQSLas prácticas religiosas (misas, procesiones..) eran muy frecuentes en la vida cotidiana. Se promulgaron las “normas de decencia cristiana” que establecían cómo tenían que ser los trajes de baño, los vestidos y la censura en los espectáculos públicos, teatros, cines y medios de comunicación en general. La vida, en definitiva, se organizó en torno a las iglesias, cuyos párrocos ejercían una gran influencia en la sociedad.

Imperaba el modelo tradicional de familia en la que la mujer tenía un papel muy subordinado al hombre; no existía ni el divorcio, ni el matrimonio civil. A lo largo de la dictadura el papel de la mujer va a afirmarse como el de portadora de los valores morales, guardiana del hogar y pilar de la familia. La mujer debía dedicarse al matrimonio y la procreación,  y se incentivó la natalidad, estableciendo premios a las familias numerosas.

Se estableció como obligatoria la enseñanza religiosa en todos los niveles educativos. Al mismo tiempo se aseguraba la presencia de la Iglesia en las instituciones del Estado y en todos los medios de comunicación.

  1. ASPECTOS ECONÓMICOS DE LA ESPAÑA DE POSGUERRA (1939-1959)

    LA POLÍTICA ECONÓMICA: LA AUTARQUÍA.

Los años 40 son los años de la autarquía. Al acabar la guerra España era un país arruinado, en vidas humanas, infraestructuras, pueblos y ciudades arrasados.

Los sectores agrícola y ganadero fueron los más afectados, a causa de la duración de la guerra y de la necesidad de  abastecimiento de los frentes. Se pierden antiguos clientes europeos de fruta y vinos españoles.

Menor deterioro tuvo el sector industrial al sufrir menos daños las fábricas textiles catalanas y las industrias pesadas que siguieron suministrando al ejército franquista y a la reconstrucción del país después.

La financiación de la guerra supuso la ruina de la Hacienda pública, ya que las reservas de oro del Banco de España republicano se habían empleado en el pago de los suministros soviéticos y el bando franquista se había endeudado con Alemania e Italia. Hay una subida de los precios y la inflación es gigantesca.

Los años 1939-1942 fueron de hambre generalizada que provocó un movimiento de ruralización, impulsado por las condiciones de  muchas ciudades. La batalla contra el hambre hizo ingerir variados residuos alimenticios que no fueron suficientes para evitar enfermedades (tuberculosis, tifus o disentería).

colas-cartilla-racionamiento (3)--644x362Se pone en marcha el racionamiento, repartir equitativamente los escasos alimentos disponibles de primera necesidad, mediante las cartillas de racionamiento. Esto generó un mercado negro impresionante. Se imponía el estraperlo como forma de comprar, vender o subsistir.

Para promover la industrialización en España se creó en 1941 el INI que pondría en marcha fábricas de aluminio y nitratos, astilleros, siderurgias y refinerías de petróleo. Se nacionalizan las comunicaciones telefónicas, transporte aéreo (Iberia) y muchas explotaciones mineras. El Estado impulsó las obras públicas, construyendo pantanos, saltos de agua o ferrocarriles.

Como consecuencia de la política económica intervencionista y autárquica, casi no existió crecimiento en España  durante toda la década de los años cuarenta. La larga duración de esta política dejó su huella negativa en el sistema productivo español, caracterizado por sus altos costes, fuerte especulación y escasa competitividad.

LOS AÑOS 50: EL FIN DE LA AUTARQUÍA Y LOS INICIOS DE LA LIBERALIZACIÓN ECONÓMICA

Desde el comienzo de la década de los años cincuenta, la autarquía económica se hizo cada vez más insostenible y daba muestras de descomposición. Hay una revisión del rígido intervencionismo comercial. La supresión del racionamiento vino acompañada de un decreto que establecía la libertad de precios, comercio y circulación de los productos alimenticios.

328v07n02-90025080fig5La ayuda económica estadounidense se dejó notar en el sector industrial, que empezaba a disponer de materias primas y los suministros necesarios. A partir de 1950 se abrió un periodo de crecimiento industrial, aunque sin dejar de ser un país predominantemente agrario.

El desarrollo del turismo fue el fenómeno social y económico más importante a partir de los años cincuenta.  Los ingresos obtenidos con el turismo equilibraron la balanza de pagos.

Hacia 1957 el Estado español estaba al borde de la bancarrota. Franco comprendió que debía introducir cambios. El régimen se decidía a liberalizar la economía española, ofreciendo oportunidades a las inversiones extranjeras. Para ello se necesitaba un Plan de Estabilización. Este Plan recortó el gasto público, restringió el crédito, congeló los salarios, devaluó la peseta. Con ello entraron más divisas extranjeras y turistas, inversiones.

También se abordó una reforma fiscal, pero muy “descafeinada” para no perjudicar a las clases medias.

  1. CONCLUSIÓN:

La etapa de la posguerra española, durante los años cuarenta fue durísima. Este periodo histórico se caracterizó por el lento y paulatino desarrollo económico, pero también por la represión política y la supresión de las libertades democráticas. Y es que España durante el franquismo vivió la dictadura más larga de toda su historia contemporánea.

regimen-franquista.jpeg.jpg

LA DICTADURA FRANQUISTA ENTRE 1959-1975: ASPECTOS SOCIALES, POLÍTICOS Y ECONÓMICOS.

  1. INTRODUCCIÓN.

Entre 1959 y 1975 transcurre la última fase del régimen franquista. Esta fase puede dividirse en dos períodos:

  • 1960 – 1972: etapa de desarrollo económico, cambio social e inmovilismo político.
  • 1969 – 1975: ocaso del franquismo, desmoronamiento político del régimen y muerte de Franco.
  1. LA DICTADURA FRANQUISTA ENTRE 1959-1975: ASPECTOS ECONÓMICOS

La década de los años 60 ha sido denominada como la época del milagro español dado el desarrollo económico que se produce. La industria se convirtió en el motor del crecimiento, dejando de ser un país eminentemente agrícola.

El arranque de este boom económico se encuentra en el llamado Plan de Estabilización de 1959. El objetivo de este plan económico era sustituir la política intervencionista, proteccionista y autárquica anterior por una más liberal, aperturista y moderna..

4361736574615f64655f696e666f726d6163696f6e5f7475726973746963612e5f706c6179615f64656c5f6d65646974657272c3a16e656f2e5f45737061c3b161Los factores que explican este desarrollo económico fueron la liberalización de la económica española, la emigración interior y exterior y el espectacular desarrollo del turismo, que supuso una entrada de divisas importantísima. Durante los años 60 el número de turistas se multiplicó por cuatro. Las divisas que dejaba el turismo suponían un capítulo decisivo para la modernización del país y para su desarrollo económico. Las principales áreas turísticas españolas fueron en esa época Baleares, Canarias, Cataluña y Andalucía. Fue básicamente un turismo de “sol y playa” que trajo consigo, además, la proliferación sin control de un urbanismo de bloques de cemento en casi todas nuestras costas.

En los años sesenta se produjeron los Planes de Desarrollo Económico y Social para fomentar y organizar el crecimiento económico. Se centraron en el fomento de la industria en zonas atrasadas económicamente que se denominaron “Polos de Desarrollo”. Por otro lado, hubo un crecimiento en la inversión extranjera en la industria española.

La política de obras públicas del franquismo se centró en gran medida en la construcción de pantanos que fueron de gran utilidad para la producción hidroeléctrica y en la ampliación de regadíos. Pero no todo fueron éxitos en este período. Se produjo una inflación alta y un déficit comercial elevado. Además, el desarrollo se llevó a cabo de forma desigual en el territorio español.

En 1959 se creó la CEE (actual UE) y el  régimen era partidario de la entrada de España en ella. Se iniciaron las conversaciones para el ingreso pero éste no se produjo hasta el año 1986. No obstante se cerraron acuerdos comerciales importantes con la CEE.

En 1973 se produjo una profunda crisis económica mundial, la llamada crisis del petróleo que comportó un espectacular aumento de los precios de esta fuente de energía y que también afectó a España, incidiendo en el turismo y las inversiones extranjeras Los índices de crecimiento económico se ralentizaron y las tasas de paro se dispararon.

 

  1. LA DICTADURA FRANQUISTA ENTRE 1959-1975: ASPECTOS SOCIALES.

615px-Pirámide_de_población_de_España_(1950)Como consecuencia del desarrollo económico tuvo lugar una profunda transformación de la sociedad española. La mortalidad se redujo pero se mantuvieron elevadas tasas de natalidad. Como resultado se produjo un gran crecimiento demográfico conocido como el baby boom de los sesenta.

La estructura social fue más diversificada y dinámica que en la etapa anterior. Aumentaron las clases medias, y aumentó también, de forma general, el nivel de vida. Paralelamente la mujer se fue incorporando paulatinamente al mercado laboral.

Un hecho importante fue la emigración masiva del campo hacia la ciudad, fue el éxodo rural. En concreto a Madrid, Cataluña, País Vasco y a los nuevos polos de desarrollo. Este éxodo rural aportó la mano de obra necesaria para la industrialización. La expansión urbanística se produjo de forma descontrolada. Se multiplicaban los barrios de chabolas y la especulación del suelo disparaba los precios de los pisos.

Por otro lado, un millón de trabajadores abandonó España durante la década de los 60. Emigraron a los países industrializados de Europa: fundamentalmente Francia, Alemania, Suiza. Una parte importante del desarrollo económico español de esos años se financió con las divisas que enviaban a sus casas los emigrantes.

fabrica-seatLos primeros síntomas de recuperación económica aparecen con un incremento de la demanda de bienes de consumo y el auge del consumismo. Las clases medias fueron las grandes protagonistas de este fundamental cambio. El porcentaje de los ingresos dedicado a la alimentación disminuyó drásticamente y aumentó el dirigido a la adquisición de la vivienda, del automóvil, los electrodomésticos… o las vacaciones en Benidorm…Se fue implantando una nueva mentalidad. En poco más de una década la sociedad se hizo mucho más moderna, más abierta y tolerante.

Durante los sesenta aumentó sistemáticamente la población escolarizada. El analfabetismo disminuyó de una forma importante y se intentó fomentar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación (becas, etc.)

El turismo influyó decisivamente en la modernización de la sociedad española. La presencia masiva de extranjeros, gente con otro nivel de vida y con otros valores, pusieron a los españoles frente a la realidad de formas de vida diferentes y distintos modos de comportamiento, no sólo político, también social.

 

  1. LA DICTADURA FRANQUISTA ENTRE 1959-1975: ASPECTOS POLÍTICOS.

    LA OPOSICIÓN AL RÉGIMEN:

A partir de la década de los años sesenta, la oposición al régimen se extendió rápidamente teniendo tres motores fundamentales: los movimientos obreros, los estudiantes universitarios y la Iglesia. Todas las movilizaciones antifranquistas ponían de manifiesto el creciente deseo popular hacia una sociedad democrática. La respuesta del régimen siguió siendo la represión, especialmente dura en algunos casos

Por lo que se refiere a los movimientos obreros, paulatinamente los sindicatos clandestinos consiguieron arrinconar en la práctica al sindicato único del Franquismo, el Sindicato Vertical. A partir de 1970 la conflictividad laboral se disparó. Ante esta situación, el régimen franquista reprimió con violencia los movimientos huelguísticos, encarcelando a los dirigentes de los sindicatos ilegales.

En el mundo universitario se generalizaron las protestas contra el régimen. En la década de los 70, se hace evidente que el Franquismo ha perdido definitivamente el control de la universidad, que se convierte en un vivero de dirigentes de los partidos políticos del futuro.

218_Oposicion años finales franquismoParalelamente, cada vez más sectores de la Iglesia se mostraron muy críticos contra el franquismo. Sacerdotes jóvenes y muchos católicos se acercan al mundo obrero, tradicionalmente alejado de la Iglesia.

A todo esto se suma el auge de los nacionalismos vascos y catalanes, especialmente perseguidos durante toda la dictadura, sobre todo el vasco. Recordemos que es en esta época cuando surgió la banda terrorista ETA (1959), que invoca la lucha armada como método para obtener sus objetivos fundamentales en los que se encuentra de manera prioritaria la independencia

Por otro lado, no podemos dejar de citar al denominado “Contubernio de Munich” que ocurrió en junio de 1962. . Fue la primera vez desde la guerra que la oposición democrática de dentro y de fuera de España se reunió públicamente. El régimen emprendió una feroz campaña contra los participantes a quienes tachó de traidores.

EL OCASO DEL FRANQUISMO:

En 1973 Franco, asediado por la enfermedad de Parkinson, y por la edad, renunció a la presidencia de gobierno. Con el propósito de asegurarse la supervivencia del Franquismo sin Franco, el dictador nombró como jefe de gobierno a su fiel colaborador, el almirante Carrero Blanco. El nuevo presidente del gobierno llegó al poder en un momento en el que el régimen empezaba a hacer agua por todas partes. Desde dentro, porque el Franquismo está cada vez más dividido y fuera porque el movimiento de la oposición democrática y antifranquista, resultaba ya imparable.

Juan_Carlos_AaiunOtro hecho importante de esta etapa, poco antes de la muerte de Franco, fue la denominada Marcha Verde. Fue una marcha multitudinaria organizada por el rey de Marruecos Hassan II para ocupar la última colonia española, el Sáhara occidental. La complicada situación nacional aconsejó al ejército retirarse y ceder el territorio que fue repartido entre Marruecos y Mauritania. La retirada se hizo sin tener en cuenta los intereses del pueblo saharaui representado por el Frente Polisario.

El 20 de diciembre de 1973 el presidente del gobierno Carrero Blanco fue asesinado por la organización terrorista ETA. Con la muerte de Carrero, desapareció el único hombre que simbolizaba cierta garantía de futuro para el régimen. Carlos Arias Navarro fue elegido nuevo presidente. Arias fue el encargado de tutelar la etapa final del Franquismo. En su discurso ante las Cortes, en febrero de 1974, el presidente Arias anunció su apuesta por un cierto aperturismo dentro del régimen. Pero un terrible atentado de ETA en Madrid puso fin al aperturismo de Arias. La respuesta del Franquismo agonizante fue la represión.

Finalmente, Franco murió tras una larga agonía el día 20 de Noviembre de 1975.

 

  1. EL FIN DE LA DICTADURA. CONCLUSIÓN

El 20 de noviembre de 1975, como ya se ha dicho, se produjo la muerte de Franco, el responsable de la dictadura más larga de nuestra historia contemporánea. La desaparición del dictador supuso el fin del Franquismo. Tras la dictadura, se abrió una nueva etapa, la transición democrática, sentándose las bases de una España nueva, democrática y respetuosa con todas las ideologías.01.jpg

 

La Guerra Civil española

  1. INTRODUCCIÓN

Desde el 18 de julio de 1936 hasta el 1 de abril de 1939, España se vio envuelta en una larga y dura guerra civil.

fascistas

La fuerte división de la sociedad que se produjo durante la II República rompió “los mecanismos estabilizadores de la democracia” y la fuerza se convirtió en el arma recurrente para dirimir los conflictos. Los sectores más conservadores veían como única salida la intervención militar. Para la derecha, la guerra se vio como una cruzada contra el comunismo; para la izquierda como la resistencia del pueblo contra el fascismo.

La guerra civil alcanzó dimensiones internacionales al contar cada uno de los dos bandos con la ayuda de países europeos.

Durante el desarrollo de la contienda la España republicana conoció un proceso revolucionario; la España nacional diseñó un modelo de estado autoritario.

El 1 de abril de 1939  el general Franco inicia su dictadura personal que solo terminará con su muerte el 20 de noviembre de 1975.

  1. CAUSAS DE LA GUERRA:

La victoria del frente Popular el 12 de febrero de 1936 dio de nuevo una oportunidad para llevar a cabo el programa reformador del bienio reformista. El primer gobierno presidido por Casares Quiroga acelera todo el proceso de reformas que no contentó a nadie y se manifestó en una fuerte conflictividad social.

Esto terminó polarizando a la sociedad en dos bandos: la izquierda y la derecha, los defensores de la república y los contrarios a ella, dos grupos con planteamientos ideológicos diferentes.

A esto hay que unir las conspiraciones militares desde el momento en que vence el frente popular. Una parte del ejército conspiraba para derribar a la República a través de un golpe de estado. El director de esta conspiración será el general Mola. Sanjurjo está con él y se irán incorporando otros como Queipo de Llano, Goded…Franco permaneció indeciso hasta principios de julio de 1936.

El 17 de julio se sublevan las tropas en Marruecos. Los militares dirigidos por los generales Mola, Franco, Sanjurjo y Queipo de Llano se sublevaron porque pensaban que:

  • La República era un régimen sin legitimidad política.
  • La concesión de autonomía a las regiones era una amenaza a la unidad de España
  • Las huelgas y los desórdenes revelaban la falta de autoridad de la democracia
  • La legislación republicana atacaba la esencia católica de España.

Pensaban que iban a triunfar rápidamente porque no contaban con una respuesta rápida de los grupos de izquierda. Se equivocaron y desencadenaron una devastadora guerra civil de tres años.

  1. LA GUERRA CIVIL: LOS APOYOS Y LA DIMENSIÓN INTERNACIONAL DE LA GUERRA

                El bando de los sublevados  adoptaron el nombre de nacionales y contaron con el apoyo de: diferentes grupos políticos: falangistas, carlistas, monárquicos alfonsinos, la mayoría de la CEDA y una parte de la Lliga Catalana; de grupos tradicionalmente dominantes, latifundistas y alta burguesía que impulsaron y financiaron el golpe, pues temían perder el control económico y político a causa de las reformas frente populistas, pequeños propietarios agrarios y un gran número de católicos; dentro de las fuerzas armadas contaron con 14.000 oficiales y 150.000 soldados, entre ellos el cuerpo de élite del ejército español, el ejército de Marruecos.

Desde el primer momento se intentó organizar la zona y evitar conflictos de poderes, para ello se constituyó en Burgos la “ Junta de Defensa Nacional”.

                La República contó con el apoyo de:  grupos políticos de izquierda, el proletariado urbano, jornaleros y pequeña burguesía progresista, un grupo importante de oficiales, 8.500 y 160.000 soldados, y gran parte de la aviación y la marina.

A diferencia del bando nacional, careció en los primeros meses de guerra de unidad en la dirección política y militar, debido al papel de las milicias populares creadas por sindicatos y partidos de izquierda para controlar el alzamiento, lo que les restó eficacia y contribuyó a perder la guerra.

Los dos bandos buscaron desde el principio apoyo exterior y recibieron ayuda en armamentos y soldados, pero la ayuda al bando nacional de Alemania e Italia fue más regular y eficaz.

La República se vio perjudicada por la política de neutralidad impulsada por Francia y Gran Bretaña. La República contó con la ayuda de la URSS de Stalin y Francia le suministró  armas en un primer momento, pero se vio muy presionada por Gran Bretaña. Además lucharon voluntarios extranjeros (Brigadas Internacionales), muchos comunistas.

El bando nacional recibió apoyo de la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini. La primera fue fundamental para que las tropas africanas cruzaran el estrecho y ganaran la guerra.

La guerra civil tuvo una gran repercusión internacional gracias al despliegue de medios periodísticos. El interés se debía a la profunda sensibilización en Europa occidental ante el avance del fascismo. Si bien los dos bandos tuvieron sus defensores, fue mayor los apoyos intelectuales con los que contó la república (Neruda, Hemingway…).

 

  1. EL DESARROLLO MILITAR DEL CONFLICTO Y LA EVOLUCIÓN POLÍTICA EN CADA UNA DE LAS ZONAS

350px-agosto_septiembre_19362bespana.pngPodemos distinguir tres fases en el desarrollo del conflicto:

  1. La lucha por Madrid (julio del 36 a marzo del 37).

                 El objetivo de los rebeldes fue tomar Madrid. Los ataques debían de hacerse de forma simultánea desde el norte y el sur.

                 Las fuerzas del norte, dirigidas por el general Mola, avanzaron con dificultad. Madrid fue defendido por los milicianos y las tropas leales a la República. Mola tuvo que desistir y ocupó Irún y San Sebastián a principios de septiembre.

                 Por el sur, el avance tenía que hacerse contando con las tropas de África. Franco se pone al frente de las tropas de África. Para cruzar el estrecho contaron con la ayuda de aviones alemanes. A principios de agosto se hizo el traslado y se unieron a los sublevados en Sevilla. Desde ahí a Extremadura y a principios de septiembre llegaban a Toledo.  Madrid resiste y después de varios intentos Franco desiste y se centra en el frente norte.

El ejército rebelde era superior al republicano en organización, disciplina y suministros. Franco concentró el poder político y militar y estableció en Burgos su cuartel general. El gobierno republicano, ahora presidido por Largo Caballero, intentaba recomponer la diversidad de mandos.

  1. El frente norte (abril-octubre de 1937).

Ante el fracaso en la toma de Madrid, las tropas de Franco conquistan toda la zona norte (Asturias, Santander, Vizcaya). Participan en esta acción efectivos italianos y la legión Cóndor alemana que el 26 de abril de 1937 bombardeó Guernica.

Con la desaparición del frente norte, la república perdía una zona con abundantes recursos industriales y mineros. La ayuda prestada por la URSS era obstaculizada por submarinos italianos. Se estaba alterando la relación de fuerzas entre los dos bandos.

  1. El frente este (octubre del 37 a abril del 39).

La idea de atacar Madrid estuvo presente de nuevo en la estrategia de Franco, pero la ocupación de Teruel por los republicanos hizo que se mirara hacia el este. Las tropas nacionales recuperan en el 38 Teruel. Toda la ofensiva nacional se centrará en el valle del Ebro y el Levante.

Se ocupa Lérida. Cataluña queda parcialmente ocupada y aislada de la zona republicana.

Desde mayo del 38 las tropas franquistas se dirigieron hacia Valencia. Para detener su marcha las fuerzas republicanas lanzan una ofensiva en el Ebro. La batalla del Ebro fue la más cruenta del conflicto. Las fuerzas de la república quedaron muy dañadas. La ayuda soviética llegaba con mucha dificultad y el cuerpo de las Brigadas Internacionales abandonaba el país.

El fin de la República se acercaba. Entre los republicanos había división entre los que querían resistir y los que intentaban una negociación. En diciembre del 38 las tropas franquistas entran en Cataluña y en enero del 39 se ocupa Barcelona.

El 4 de marzo en Madrid se intenta negociar la paz. Franco la rechaza, quiere la rendición incondicional. El 28 de marzo se rinde Madrid. El 1 de abril de 1939 Franco anunciaba que la guerra había terminado.

Durante el desarrollo del conflicto la evolución política de las dos zonas fue diferente.

  1. La España republicana:

Careció desde el principio de unidad política y con el tiempo las divisiones internas entre los partidos políticos y las fuerzas sindicales aumentaron.

Los anarquistas defendían que la guerra y la revolución tenían que ser dos procesos simultáneos, de ahí que propiciaran la colectivización de tierras y fábricas que se pusieron en marcha en las zonas donde dominaban. Los comunistas y socialistas planteaban la prioridad de ganar la guerra y después hacer la revolución.

Esto llevará al enfrentamiento entre los partidos de izquierda y sindicatos. La fragmentación del poder político fue una de las razones de su derrota

  1. la España nacional:

No tenían definido un tipo de gobierno determinado, aunque consideraban necesario un tipo de dictadura. Desde muy pronto se produjo una concentración de poderes. Franco es nombrado jefe de todos los ejércitos con el título de Generalísimo y jefe del gobierno del Estado. Su labor era desmontar el sistema parlamentario democrático y constitucional, derogar la legislación republicana, favorecer los intereses económicos de las clases conservadoras que apoyaron el alzamiento, devolver la importancia a la iglesia que desde el primer momento se había unido al régimen.

Las primeras medidas tomadas fueron: anulación de la ley agraria, prohibición de partidos políticos y sindicatos. Se crea un solo partido: Falange  (Franco se convierte en su jefe nacional). Supresión de derechos y libertades, fuertes medidas represivas…

  1. CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

Las consecuencias demográficas y económicas fueron importantes. Las pérdidas demográficas fueron difíciles de evaluar pero se habla de 300.000 muertos. Otras 300.000 se marcharon al exilio y un número similar sufrieron penas de prisión. Añadir también mutilados o heridos por el conflicto.

Pérdida de personal cualificado y de activos, producto del exilio, que perjudicó a la larga a la economía. Destrucción de edificios, puentes, ferrocarriles, carreteras, cultivos…Los años de 1939-1942 fueron años de hambre.

El resultado de la Guerra Civil abrió paso a la dictadura del general Franco, que duró casi 40 años.

LA CRISIS DEL 98 EN ESPAÑA: CAUSAS Y CONSECUENCIAS

  1. INTRODUCCIÓN:

Los restos del imperio colonial español, tras la pérdida de la América continental a principios del siglo XIX, consistían en: Cuba y Puerto Rico, las islas Filipinas y un conjunto de islotes y pequeños archipiélagos en el pacífico.

En la segunda mitad del siglo XIX comenzó el proceso de separación de estos territorios de la metrópolis. Cuba y Puerto Rico, presentaban rasgos coloniales peculiares:

  • Situadas en las cercanías de EEUU.
  • Tenían una vida económica basada en la agricultura de exportación (azúcar, tabaco).
  • Constituían un mercado cautivo, obligadas a comprar las carísimas harinas castellanas y los textiles catalanes e impedidas de exportar azúcar a Europa.
  • Privadas de capacidad de autogobierno.
  • Explotación esclavista en beneficio de una oligarquía.

En  Filipinas  la población española era escasa y los capitales invertidos pocos. La soberanía se había mantenido gracias a una fuerza militar, no muy amplia, y a la presencia de varias órdenes religiosas.

  1. CAUSAS: EL PROBLEMA DE CUBA, PUERTO RICO Y FILIPINAS

Independencia_de_Cuba,_revista_la_flaca,_1873. En 1868 comenzaron en Cuba los movimientos autonomistas. Se produjo una sublevación popular que dio comienzo a la lucha por la abolición de la esclavitud en las plantaciones azucareras y por la autonomía política.

Influyó el ejemplo de Norteamérica, donde después de la guerra de Secesión, había sido abolida la esclavitud.  También destacar el proyecto hegemónico de EEUU sobre el Caribe, lo que implicaba desplazar a España del área.

La Guerra de los Diez Años duró hasta 1878, y concluyó con la Paz de Zanjón, en la que el general Martínez Campos se comprometió a dar a Cuba formas de autogobierno. Surge el Partido Liberal Cubano, que representaba a sectores de la burguesía criolla. Frente a él otro sector que agrupaba a los latifundistas azucareros (se oponían a todo tipo de reformas).

En la década siguiente se frustraron las aspiraciones autonomistas.  En 1892 José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano, partidario de la independencia.

A partir de 1895 la guerra se recrudeció. Desde España llega el general Weyler que puso en práctica una política represiva muy dura (campos de concentración) y que no impidió el desarrollo de la lucha.

 

En Puerto Rico se produjo un proceso similar. Solamente se había conseguido la abolición formal de la esclavitud en 1873, con la I República.

En Filipinas  la insurrección comenzó por el descontento de ciertos grupos indígenas con la administración española y el excesivo poder de las órdenes religiosas.  José Rizal fundó la Liga Filipina, cuyo programa era: expulsión de los españoles, de las órdenes religiosas y la confiscación de sus latifundios y así lograr la independencia. Rizal fue capturado y ejecutado pero la insurrección se mantuvo.

  1. LA GUERRA:

En 1897 se produjeron cambios importantes: desaparece Cánovas, cambios en la presidencia de EEUU. Los líderes independentistas de Cuba y Filipinas estaban en estrecho contacto con los norteamericanos.  El gobierno de Sagasta llegó al  convencimiento de que era necesario reconocer una amplia autonomía.

Se produce la implicación directa de EEUU en el conflicto y se moviliza a la opinión pública en contra del colonialismo español.

26-enero-de-1898-entra-el-maine-en-la-habana En febrero de 1898 se produce la voladura del acorazado Maine en la bahía de la Habana. Declaración de guerra, que se desarrolló en el Caribe y en Filipinas. Por  la Paz de París (diciembre de 1898), España renuncia a Cuba, cede Filipinas, Pto. Rico y Guam.  Seguía manteniendo la soberanía en tres archipiélagos del Océano Pacífico (islas Marianas, Las Carolinas y Las Palaos; Sibutú y Cagayán (no habían sido incluidas en el tratado de paz por error).  Las Marianas, Las Carolinas y Las Palaos fueron vendidas a Alemania. Sibutú y Cagayán pasaron a soberanía de EEUU, mediante el pago de 100.000 dólares al gobierno español.

  1. CONSECUENCIAS DE LA CRISIS DEL 98:

La crisis de 1898 tuvo varias consecuencias:

Por un lado, repatriación importante de capitales que posibilitaron un saneamiento de la Hacienda.  Por otro,  pérdida de unos 50.000 combatientes, lo que produjo una gran conmoción.

Destacar también la  crisis de la conciencia nacional, que se expresaría a través de la obra crítica de escritores como Unamuno, Baroja…(generación del 98).

También  provocó unas propuestas de reforma y modernización política, el llamado regeneracionismo (planteaba reformas políticas y educativas).

Finalmente  Los nacionalismos periféricos adquirieron mayor empuje y protagonismo.

  1. CONCLUSIÓN:

Con esta crisis  se demostraban las limitaciones del régimen de la Restauración para afrontar los problemas de la modernización y el progreso de España.

LA CRISIS FINAL DE LA RESTAURACIÓN. EL IMPACTO DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL Y EL AGOTAMIENTO DEL SISTEMA POLÍTICO

  1. INTRODUCCIÓN

La inestabilidad política continuó a finales del siglo XIX y se intensificó con la llegada al trono de Alfonso XIII (1902-1931). El reinado de Alfonso XIII estuvo condicionado por dos hechos:

  • El desastre del 98, que provocó reacciones que iban a suponer un revisionismo del sistema político, eludido hasta entonces.
  • El impacto de la I Guerra Mundial, que aunque proporcionó a España un desarrollo económico que permitió superar la crisis provocada por la pérdida de las colonias, no produjo un verdadero desarrollo social y sumió al país en una crisis aguda.

En 1902, Alfonso XIII, con 16 años se convierte en rey de España. Alfonso XIII tendrá que enfrentarse a numerosos problemas, tanto interiores como exteriores. Muchos de ellos, de difícil solución, provocaron las dos crisis más fuertes de la Restauración: la de 1909 y la de 1917, y más tarde el golpe de estado de Primo de Rivera (1923).

  1. PRINCIPALES PROBLEMAS DURANTE EL REINADO DE ALFONSO XIII (1902-1923)

Los principales problemas durante el reinado de Alfonso XIII fueron:

  • La inestabilidad política y la fragmentación de los partidos dinásticos. Entre 1902 y 1923 se sucedieron 36 presidentes de gobierno. División interna en los partidos que provocaban un aumento de la inestabilidad política y peligraba la alternancia en el poder.
  • Crecimiento de los partidos y grupos de oposición al sistema. Partidos republicanos, obreros y nacionalistas e intelectuales se oponen al sistema político que les impide participar en la vida política
  • El problema colonial en Marruecos. Marruecos había sido ocupado militarmente en 1905. Se iniciará una guerra larga y costosa. Acuerdo con Francia en los que se reconoce el establecimiento del Protectorado español sobre la zona. Este conflicto repercutirá en la política interior del país, desencadenando la Semana Trágica de 1909.
  • El descontento entre los militares. Excesivo número de oficiales, bajos sueldos, arbitrariedad a la hora de conceder los ascensos…
  • El fraude electoral. Las masas seguían sin participar en política. Había que regenerar el sistema canovista que continuaba sometido al caciquismo y al fraude electoral.
  • La conflictividad social. Mala situación social de la clase obrera (salarios bajos, inseguridad en el puesto de trabajo, falta de seguros médicos ante enfermedades, vejez.. Todo esto movilizará a los sindicatos. Huelgas generales (1902, 1917), Semana Trágica de Barcelona 1909. Descontento en el campo. Actitud represiva por parte del gobierno.
  • El problema terrorista. Los anarquistas utilizarán la vía del terrorismo para atacar al estado, al que consideran culpable de los males de la clase obrera. Canalejas será asesinado por uno de ellos.
  • La crisis económica tras la I Guerra Mundial. Tendrá consecuencias negativas para la mayoría de la población.
  • El anticlericalismo. Se extendió entre los partidos radicales y demócratas. Canalejas, partidario de la separación Iglesia-Estado, prohibirá el establecimiento de nuevas órdenes religiosas.
  1. LA CRISIS DE 1909. LA SEMANA TRÁGICA.

12a2-semanatragicaFue la primera manifestación importante de la conflictividad social que existía en España. Las causas están en relación con la  protesta contra el embarque de tropas con destino a la guerra de Marruecos que se acabó convirtiendo en una gran revuelta urbana en la que se combinaron una huelga general y manifestaciones anticlericales.

Durante una semana la ciudad quedó paralizada, las masas ocuparon la calles, se levantaron barricadas, se volcaron tranvías, se cortaron las comunicaciones con el resto de España, edificios religiosos fueron incendiados. La respuesta del gobierno, presidido por Maura, fue una dura represión contra el movimiento obrero.

Las consecuencias:

  • La caída del gobierno conservador y su sustitución por el partido liberal. Canalejas intentará mejorar las condiciones de los obreros. No resultó.
  • Republicanos y socialistas hacen frente común contra la Monarquía. Las clases obreras se acercarán al anarquismo (creación de la CNT en 1910).
  1. LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL Y LA CRISIS DE 1917

AGOSTO-1914-HUMOR-TOVAR-NEUTRALIDAD ESPAÑOLA-HERALDO DE MADRID 11.08.1914-HUM 2014España permaneció neutral, pero la guerra provocó graves alteraciones económicas y sociales. La sociedad española se dividió entre partidarios de los aliados (Francia y Reino Unido), básicamente liberales, progresistas intelectuales, burguesía catalana y vasca y partidarios de los imperios centrales (sectores más conservadores, oficiales del ejército, alto clero, burguesía agraria).

Las  consecuencias:

  • Provocó cierto auge en el sector industrial (siderúrgica, minería, textil) en relación con los pedidos que hacían Francia, Italia, GB.
  • El sector agrícola se vio perjudicado porque no se exportaban naranjas, vino y plátanos, al no ser productos básicos. Estos sectores se arruinaron.
  • Además, España, deficitaria en trigo, no lo pudo importar, lo que provocó problemas de abastecimiento en las ciudades.
  • los beneficios generados en los negocios enriquecieron a unos pocos y hundieron en la miseria a la gran mayoría (escasez de alimentos, incremento de los precios, paro). Las masas obreras se radicalizan (huelga de 1917).

imagesEn el verano de 1917 se produjo una crisis general que debilitó el régimen de la Restauración. Coincidieron tres revoluciones: la primera protagonizada por los militares, la segunda por los políticos descontentos (la burguesía) y la tercera por los obreros).

La  CRISIS MILITAR (mayo-junio). Los oficiales se organizaron para reforzar su influencia en el Estado y mejorar sus ingresos, creando las Juntas Militares de Defensa. Sus objetivos eran oponerse al ascenso por méritos de guerra, solicitar subida de sueldo, enfrentarse a los políticos a los que responsabilizaban de las normas existentes y exigir que el gobierno y el pueblo tuvieran más respeto por el ejército. El gobierno cedió a las presiones de los militares confirmando de esta manera su debilidad.

La CRISIS POLÍTICA (julio):las cortes estaban cerradas desde febrero porque el gobierno temía problemas. Cambó, dirigente de la Lliga y líder de la burguesía catalana, decidió intervenir y pedir la apertura de las cortes. Ante la negativa convoca “La Asamblea de Parlamentarios” en Barcelona. Piden la reforma de la constitución para democratizar la vida política del país y la autonomía política para Cataluña y otras regiones que la desearan. El gobierno disolvió la asamblea y la Lliga terminó pactando ante el temor de una revolución social pues se estaba organizando la gran huelga general.

La  CRISIS SOCIAL (agosto): La huelga general de 1917 fue convocada en agosto por el malestar social que existía ante la subida de los precios. UGT y CNT habían decidido ir conjuntamente a la huelga. El conflicto se extendió por toda España. Los enfrentamientos con el ejército fueron duros y hubo muertos. La dura represión acabó con la huelga.

La crisis parecía controlada por el gobierno, pero los problemas seguían sin solución y volvieron a resurgir los problemas (inestabilidad política, conflictividad social, lucha sindical y los fracasos coloniales.

  1. LA AGONÍA DEL RÉGIMEN DE LA RESTAURACIÓN (1918-1923)

Superada la crisis del 17, el gobierno intentó desesperadamente salvar el turno de partidos y evitar que los partidos no monárquicos tuvieran más poder. Se formaron gobiernos de concentración en los que participaban políticos influyentes, pero fueron incapaces de lograr el consenso suficiente. Los cambios de gobierno fueron continuos. El turno de partidos había fracasado.

A la inestabilidad política se unió el aumento de la conflictividad social. Se produjo un fuerte desarrollo del sindicalismo provocado por la crisis económica de la posguerra mundial y por la influencia de las ideas blocheviques que habían triunfado en Rusia.

El movimiento obrero cada vez es más fuerte. La CNT es el sindicato con más afiliados. Al malestar de las ciudades se unió el del campo andaluz con un fuerte contenido político pues se pedía la reforma agraria. La respuesta del empresariado fue muy dura, pues contrataron a grupos armados para actuar contra los líderes sindicales.

En 1921 se suma un nuevo problema, el desastre de Annual. Desde 1904, la penetración española en Marruecos se había hecho sin grandes problemas, sustentada en pactos con las tribus. Estos pactos se rompieron en 1909 y a partir de entonces los problemas fueron creciendo por el descontento de determinados sectores indígenas. En 1921, el ejército español es vencido por los indígenas, liderados por Abd-el-Krim en Annual. Murieron alrededor de 12.000 soldados.

Las consecuencias de esta nueva derrota fueron profundas, entre ellas, un aumento del desprestigio del ejército.

Hacia 1923, el régimen de la Restauración estaba muy debilitado. Era incapaz de solucionar los problemas claves: la cuestión de Marruecos, la radicalización del movimiento obrero, el auge del terrorismo y el descontento de los nacionalismos.

Todos estos problemas no resueltos los utilizará Primo de Rivera para justificar su golpe de Estado. La Dictadura se presentaba como la solución.

la-espaa-del-siglo-xix-la-restauracin-monrquica-1-638

Blog de WordPress.com.

Subir ↑