Ojos Tristes 27.jpgHace un año conocí a la persona con la que, según él, me iba a casar. ¿Acaso creí ingenuamente las palabras que recitaba? Tristemente la respuesta prefiero no pronunciarla. Cada día que pasa me castigo más por haber creído a aquel que tanto daño me hizo. Solo puedo pensar en lo que podría haber pasado si siguiera con él. En vez de quedarme con quien no me quiso estoy libre como un pajarillo cuando consigue escapar de una fría y cruel jaula. Pero, aun así, no puedo evitar pensar si la vida le devolverá todo el daño que hizo, no solo a mí, sino a todo el que pudo.

“Todo lo que desprendas se acabara devolviendo” esta expresión inunda mi mente para relajar mis tristes emociones.

Hace un tiempo, aprendí que aunque suceda algo que pueda parar, que te haga llorar y sufrir. Entonces no puedes tomar aire, no puedes descansar, debes seguir luchando, utilizar ese dolor para poder propulsarte hasta conseguir tus sueños. “Si tu corazón no llora, ¿Cómo apagaras incendios?”. Fue en ese momento, cuando más triste estaba, me puse manos a la obra, finalicé un pequeño tramo que me podría acercar aun más a mis  sueños. Y cada día que pasa, me acuerdo que sin dolor no hay recompensa y lo que duele es lo que más te ayuda a llegar a tus sueños.

Oxigeno_1.jpg

Anuncios