Si nos paramos a pensar por un segunda, podemos ver como dedicamos todo el día a hacer exactamente lo mismo, un día tras otro. Trabajamos o estudiamos continuamente, sin descanso y lo hacemos durante gran parte de nuestra vida. Pero no para ser felices nosotros mismos, sino para hacer felices a los demás. A aquellos que se aprovechan del resto de la sociedad.

180410x1En el caso de que trabajáramos, estaríamos dejando nuestros objetivos de vida, estaríamos alienandonos para complacer al resto. No a la gran mayoría, sino un pequeño porcentaje de las personas que representan la totalidad del ser humano. Estamos dejando nuestras aspiraciones para subcumbir a los deseos de otros. Todos los días realizamos una tarea que se nos ha asignado. Y que de manera cansada es elaborada por nosotros mismo. Prácticamente, nuestro cuerpo y nuestros actos dejan de pertenecernos a nosotros, que pasamos a ser esclavos de este tortuoso proceso.

estudiar_vivir_sanoPor otra parte, si nosotros estudiáramos estaríamos dejando una buena etapa de nuestra vida a elaborarlos como personas, a crearnos como seres humanos. Y sobretodo, a inculcar nuestros conocimientos para nuestro disfrute. Pero ya este periodo de estudios no tiene ese fin. Actualmente, el objetivo es estudiar y estudiar para poder competir contra otros estudiantes. Competimos por nota, asignaturas, carreras…

Si sumamos estas dos partes del proceso, al unirlas, podemos observar como la mayor parte de nuestra vida la cedemos para darles el gusto a aquellos que nos manejan, como si de títeres se tratara. Y esperamos impacientemente a llegar a los 60-65 o 70 años, en los países ricos, para poder jubilarnos y tener un poquito de tranquilidad en nuestras vida. Pero, ¿Qué tranquilidad queda teniendo quizás 10 o 15 años de vida para ser libre? Claro esta, si no tienes la mala suerte de que tu hijo/a te encierre en un centro de jubilados.

Por lo tanto, he llegado a la conclusión, de que la sociedad ya no hace caso a la filosofía y a sus 28 siglos de historia. Principalmente en el ultimo siglo, Nietzsche, filosofo que promulgaba disfrutar de la vida y vivir como si todos los días fuera el ultimo. Y por tanto, no estar atado a estos mecanismo de la sociedad ni procesos de sometimiento que sufrimos constantemente a favor de cuatro seres humanos repugnantes y egoístas.

25_06_2008_0349885001214408815_fred_einaudi.jpg

Anuncios